Presenta un color rojo cereza, límpido y de gran intensidad. Con aromas frutales, de frutillas maceradas y elegantes notas de violetas que aumentan su complejidad. En boca es un vino con cuerpo, en perfecta armonía con su delicada acidez. Se muestra fresco, delicado y seductor, un perfecto compañero para diversos tipos de comidas. Este es un vino que combina de manera única el frescor de los mejores rosados con el cuerpo y suavidad única de nuestros más queridos malbecs.