Ésta bebida alcohólica es el resultado de la fermentación y triple destilación de alcoholes extra finos, los cuales son producidos en un alambique especial de cobre, y posteriormente la Vodka es sometida a un proceso de filtración, a través de unos filtros de carbón activado de fabricación Alemana. De esta manera, se obtiene un producto de alta calidad, pureza, cristalino y sin carácter organoléptico alguno. Este preciado licor se origina en el año 1540, para satisfacer los gustos y preferencias de la Nobleza Rusa